Consejos·Crianza·Maternidad

Decimos adios al ¨Tete¨

Sin haberlo planeado, en nuestras últimas vacaciones nuestra pequeña dijo adiós al chupete para siempre. Ni yo misma me creo que haya dado este paso tan grande en su pequeña vida. Os diré como lo hicimos y como empezamos a dejar de usarlo poquito a poco, por si pudiera ayudaros nuestra experiencia.

Bajo mi opinión creo que debimos empezar mucho antes con este tema, porque cada vez los peques son más conscientes de todo y lo que antes no era un problema, poco a poco se comienza a convertir en un ¨pequeño problema¨… creo que muchos sabéis de lo que estoy hablando.

Daniella, como prácticamente la mayoría de bebés usan chupete. Los padres se los ofrecemos para calmar el llanto del hambre, para que se relajen y se duerman, ya que los bebés nacen con una gran necesidad de succión, porque ésta les calma.

Si no recuerdo mal, Daniella no empezó a usar chupete hasta pasados los dos meses largos y solo se lo poníamos para cuando íbamos de paseo y lloraba o en ocasiones puntuales, ya que estaba con lactancia materna a demanda y mamaba cuando ella lo necesitaba, de echo, pasaba más tiempo enganchada a la teta que al chupete. Fue pasados los 15 meses cuando se destetó y creo que fue el comienzo de una nueva relación con su amigo ¨el tete¨.  Tanto así que sin darnos cuenta, poco a poco fue usándolo más y más, hasta que pasados los dos años, nos dimos cuenta que lo usaba demasiado sin necesidad, es decir, que esté acostumbrada a dormir con él porque, tal y como he dicho antes, la succión le calmaba, puedo entenderlo o cuando se enfadaba o lloraba sin fin, también le calmaba. Pero usarlo cuando íbamos de paseo, o jugábamos en el parque o íbamos al súper, cuando en realidad, estaba ocupada haciendo otras cosas, no me hacía mucha gracia si os soy sincera, más que nada porque los expertos en la materia desaconsejan el uso del chupete a largo plazo por los problemas de malformación dental.

 Yo soy de las que piensan que todo en su justa medida es bueno, tiene sus beneficios.

Os dejo un artículo que me ha parecido muy interesante, de los miles que hay sobre este tema.

¨El chupete no produce malformaciones dentales si se abandona antes de los tres años¨ 

Además de reducir la incidencia de muerte súbita y calmar la ansiedad y el dolor de los niños, los datos muestran que, si se deja de usar a los tres años, los perjuicios sobre la dentición son reversibles. Son muchas las ideas erróneas que siguen rodeando al uso del chupete. Poco a poco casi todas han ido perdiendo fuerza; no así la creencia de que deforma la dentadura de los pequeños.

Un estudio publicado en la revista General Dentistry aclara que siempre que se deje a tiempo, este dispositivo es, incluso, ventajoso.

Este verano para nuestra pequeña ha estado llena de momentos muy importantes para ella, etapas nuevas que afrontar y superar repleto de grandes logros, como ha sido el comienzo de la guardería, quitar el pañal, comienzo del cole de mayores y hace unos 12 días decirle adiós a su querido chupete. Pensé que igual no estaríamos a la altura porque aún la veo muy pequeña, pero contra todo pronóstico ha ido afrontando poco a poco lo que nosotros, los papás, le íbamos marcando.

Este verano nos propusimos que Daniella fuera usando el chupete lo menos posible, al dormir, en el coche si íbamos de viaje largo o en algún enfado que ya no sabes como gestionarlo y tiras de lo fácil, colocarle el chupete que parece que es un tapón, se lo enchufas y automáticamente se calla. Mano de santo!!

Cuántos de nosotros vamos de paseo tranquilamente con nuestros hijos y de repente se enfada, pero de esos enfados que parece que te están echando un órdago de los buenos y la gente te observa, tu empiezas a sudar como los pollos, el niño cada vez más enrabietado y lo que como última estancia ibas hacer, lo haces, sacas el chupete se lo metes a modo de o te callas o no sé que voy hacer y acto seguido tu hijo endemoniado se calma?  Pues de esas muchas y claro el niño ya te coge el tranquillo y poco a poco lo ves todo el día con el chupete puesto, cosa que tenías bien claro que no iba a pasar, os ha pasado?

Nos lo propusimos y poco a poco ese uso fue desapareciendo, solo para dormir y cuando lloraba para que se calmara. De echo las últimas semanas, en cuanto se dormía se lo quitaba de la boca y lo guardaba, porque si se lo dejaba por la cama se lo volvía a poner, así que lo cogía y lo guardaba en el cajón de la mesilla para evitar tentaciones nocturnas.

Cuando nos fuimos de vacaciones llegamos al complejo de apartamentos donde nos alojamos y justo en frente del nuestro, Daniella se dió cuenta que había un chupete sobre un poste de luz del jardín, inmediatamente me llamó, me cogió de la mano y me llevó hacia él y me dijo: ¨mira mami, ¡un tete!¨… y ahí en medio del cansancio del viaje y la emoción de que ya estábamos disfrutando de nuestras ansiadas vacaciones se me encendió la bombilla y le dije: ¨mi amor ese chupete está ahí porque ha habido un niño como tú que ha estado aquí de vacaciones y se lo ha dejado a los pececitos del mar porque él ya es un niño grande¨

Creo que Daniella en ese momento no entendió lo que le quería decía por la cara que me puso. De echo el chupete estuvo todos los días en el mismo lugar y Daniella iba a ver si estaba todas las mañanas…jejeje

Así que la decisión estaba tomada. Llegó el último día, nos levantamos, desayunamos tranquilamente y  mientras papí terminaba de recoger el apartamento, Daniella y yo nos fuimos a jugar un ratito al jardín con chupete en mano. Jugamos con una pelota que había por allí y cuando llegó el momento, le expliqué que el chupete se lo dejábamos a los pececitos del mar porque se iban a poner contentos como hizo aquel niño que le conté, ya era una niña mayor y estaba preparada para dar ese paso tan grande y así fue, lo dejó con una sonrisa y hasta pude hacerle fotos de aquel acontecimiento tan importante.IMG_1156

IMG_1140

IMG_1145

¨Adiós Chupete Adiós¨

 

12 días han pasado, un viaje en avión, cuatro horas largas de autobús, siestas, llantos, y algún que otro enfado, tardes en las que estaba agotada del cole y noches largas sin él y os voy a decir, no ha pedido el chupete nada más que en una ocasión que se vió en una foto con él puesto y se puso a llorar, pero que en seguida desviamos su atención con otra cosa. Así que confiar en vuestros hijos porque son capaces de todo y más.

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s